miércoles, 5 de octubre de 2011

Pensando con Portales:


Hoy me estreno en esta sección que acabamos de estrenar, el maravilloso mundo de los videojuegos; al cual, lamentablemente, cada vez tengo menos tiempo para dedicarme. Atrás han tenido que quedar esos grandes RPG que podían llegar a superar las cien horas. Me es imposible. Ahora cuando quiero jugar a algo me documento mucho: busco que sea muy entretenido y no demasiado largo. Y el juego del que os voy a hablar a continuación (así como su secuela) cumple con nota de 10 mis requisitos.

En 2007 salió a la venta la "Orange Box" desarrollada por Valve que, entre otros títulos francamente buenos (Half-Life, por ejemplo), incluía "Portal".
Os preguntaréis por qué hago una reseña sobre este juego y no sobre otro. Fácil. Es completamente diferente a cualquier cosa que hubiese jugado antes. Si buscáis en Google imágenes sobre esta maravilla seguro que os encontráis con algo parecido a una pistola y diréis que un juego de tiros en primera persona realmente no es nada nuevo. Pero, ¿y si la pistola disparase portales? ¿Qué es eso de los portales? ¿Qué quiere decir de verdad esa gente tan rara cuando afirma que la tarta es mentira? Vamos por partes.

El juego comienza cuando una mujer se despierta en un centro de pruebas y es guiada a través de cámaras por la voz de una inteligencia artificial llamada GLaDOS. ¡Y no revelo más sobre la trama!
La cuestión es que para superar estas pruebas obtienes una pistolita que dispara dos rayos: uno azul y otro naranja. Al impactar contra una pared, los rayos abren portales conectados entre sí. Al entrar por uno de ellos, sales por el otro. Y las leyes físicas como el momento de inercia se conservan entre portales, como se ve en el siguiente vídeo

 El objetivo del juego es ir superando niveles gracias a estos portales, pero la cosa se va complicando, no os penséis que es moco de pavo. Vais a tener que interactuar con vuestro alrededor, conseguir bloques para pulsar interruptores, tener algo de maña y sobre todo, mucha cabeza y mucha paciencia.

Tal vez uno de los mayores logros del juego, y una de esas cosas que lo hace tan especial es la soledad. Pues el recinto en el que te encuentras ( los Laboratorios de Aperture Science, de ahí el nombre del blog ) fue abandonado hace tiempo y durante el juego estarás completamente sola... a excepción de la constante voz de la jocosa inteligencia artificial ya mencionada.

Tengo que confesar que es absolutamente imposible comentaros más cosas de este juego sin destriparos nada. Yo lo probé sin saber casi de qué trataba, y el resultado fue ampliamente satisfactorio. Hace cosa de unos meses sacaron una secuela, Portal 2, que sigue siendo tan genial como el primero y los desafíos que propone son más exigentes. Ah, y no me puedo quedar sin deciros que los títulos de crédito finales son de lo mejorcito que se ha visto nunca en juegos en cualquiera de las dos entregas. Para terminar os dejo un avance (en inglés, lo siento) del primer juego, en el que se explica a través de sencillas imágenes la mecánica de las pruebas con las que os encontraréis.



Ya sé que no he explicado nada de ninguna tarta, pero así os dejo con la intriga para que lo juguéis, jaja.


7 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Seguro que em gusta. Oye una cosa tío. SI es una crítica estaría bien que comentases no sólo la jugabilidad, si no lá música, la atmósfera del juego, el motor gráfico y todo eso...
    BUeno, es algo que digo que estaría bien. Tu podría decir tu en tu critica de deus ex tampoco lo has hecho. No, por que no es una crítica, es algo asi como una "review"/presentación jaja Pero me gustaría, antes de Comprarlo/descargarlo :P saber algo más. ¿Realmente, es lo innovador que prometen sus fans?

    ResponderEliminar
  3. Tomo nota para la siguiente reseña, la verdad estaba algo vago al escribirlo y tampoco quiero hacerlo muy tostón. será cosa de práctica XD

    ResponderEliminar
  4. No si yo era un consejo.. no estaba rajando de tu critica ni nada, sólo que aprece mas bien un artículo de opinión.

    ResponderEliminar