martes, 1 de noviembre de 2011

Una mirada retrospectiva: Digimon

Somos seriéfilos, también nos encanta el cine, o leer. A unos más que a otros, pero si hemos llegado hasta aquí ha sido tras un largo camino que comenzaba probablemente antes de que supiésemos caminar o hablar. Nuestros padres o responsables de nosotros nos ponían los dibus, y nos leían cuentos. Y ahora hallándome yo a las puertas de los veinte años me ha dado por echar un ojo al pasado y rememorar alguna serie de mi infancia. Y así de risas he revisionado Digimon (no entera, que no hay tiempo, jaja). Y me apetece hablar sobre ella antes que sobre otras candidatas como por ejemplo DragonBall porque seguro no os contaba nada nuevo, que tenemos dos décadas y aún vamos haciendo fusiones por ahí...

No sé si antes o después del artículo sobre "¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?", pero seguro que escribo una reseña sobre algún libro, o comic de mi infancia, como Mortadelo y Filemón. Pero eso ya lo veremos con tiempo. Ahora vamos al tema.


Siempre fui un pokéfan, o admirador de Pokémon, y seguro que muchos de vosotros también. Era un asiduo a esos bichos que luchaban entre ellos sin propósito y sólo porque unos niñatos de 10 años se lo ordenaban, pero claro... todos fuimos niños y estábamos en mayor o menor medida enganchados. Entonces llegó Digimon.

La gente lo llamaba plagio por el simple hecho de que unas criaturas que se transformaban acompañaban a niños, ilusos ellos. Digimon tenía un detalle bastante importante del que Pokémon carecía: una TRAMA.
En Digimon las susodichas criaturitas hablaban y tenían personalidades, hacían algo más que "pika pika". Los niños protagonistas también demostraban ser más maduros, no eran personajes planos. Sufrían sus propios dramas personales como el abandono de familiares (¿Dónde está el padre de Ash? A su hijo se la soplaba) y enfados entre buenos amigos.

El diseño de las criaturas y los decorados no era alucinante comparado con cosas que vemos hoy en día, pero cuando tenías diez años te parecía espectacular. Y la música era realmente pegadiza, y eso que a España llegaban muchos temas doblados y no podíamos disfrutar de las versiones originales. Aquí os dejo el doblado a español de España (los doblados al latino hacen que quiera destruir mis tímpanos con un taladro).

Las tramas de las temporadas de Digimon son distintas entre ellas (excepto las dos primeras) y alguien que quisiese empezar a ver la serie podría empezar viendo la tercera temporada, o la cuarta, sin que le supusiese ningún problema. El tema común a todas las historias es la existencia de un mundo digital o virtual donde habitan unos seres digitales que se alimentan de datos. Estas criaturas tienen una forma física que les permite actuar en el mundo real, y tanto en el mundo real como en el digital se hacen amigos de unos niños y todos juntos van luchando contra peligros cada vez mayores. Es la típica serie moralista educativa con lecciones sobre la amistad y tal, lo de siempre, pero insisto en que cuando eres un crío (o incluso no tan crío) es genial.

A veces todos debemos echar una mirada al pasado y recordar cómo empezaron nuestras historias en el mundillo de las series, cine, o literatura. Y este artículo ha sido un fragmento de mi historia. Ah, y espero ansioso los puñales que quieran lanzarme los fanboys de Pokémon.

5 comentarios:

  1. Oh, eso sí que eran series de anime, y no lo de ahora. A día de hoy aún estoy pillado con la trama de la tercera temporada, no dejo de recordar lo sencillo y a la vez complejo de las dos primeras y sus OVAs y aún siento un escalofrío al recordar la escena en la que Tai decía que si moría volvía a empezar partida y Izzy le respondía que no era un juego, y que si moría, moría para siempre. Una gran serie, que ya quisieran muchos igualar.

    ResponderEliminar
  2. Digimon es una idea cuasi anterior a Pokemon. Por lo menos en el mundo de la animación y el Manga. Pokemon estaba bien sin duda los videojuegos son buenísimos aun hoy. Eran simples y entretenidos. Nada que añadir al respecto. La serie era una totnería pero oye... causó furor.. era algo nuevo.
    Digimón.. Digital Monsters llegó a España de manos de la 2. Y arrasó... La trama de que unos niñso desaparecieran y de repente apareciesen en un misterioso mundo con extrañas criaturas y un montón de aventuras era genial. SObretodo porq ue nso identificabamos con esos niños japoneses. Y con esos mosntruitos como AGUMOn que eran tan humanos... ¿A quién no le traumatizó al muerte de Angelmón.... en fDecepciónd e segunda temporada, que bueno disfrute como un enano con blackwargreymon vaya XD Lástima de tercera parte con cartas... que eran una paja mental... después llegó frontier y con los huevos flipe setas jaja

    ResponderEliminar
  3. Un dato que se me olvidó añadir. Tanto Digimon como Pokemon están basados en el uso de monstruos como aliados del Dragon Quest V, que a su vez está basado en el uso de entes que se invocan del Shin Megami Tensei... De los 80

    ResponderEliminar
  4. Había ya Shim Megami Tensei en los 80??? Guau!!
    Pues a mi la temporada de las cartas es la que más me gusta. menos personajes principales pero con más desarrollo

    ResponderEliminar