domingo, 4 de diciembre de 2011

Los Juegos del Hambre:

Ya sé que hace tiempo que no escribimos ninguno de los tres, mil disculpas. Vamos a remediarlo con el libro que para mi ha sido una de las sorpresas más satisfactorias que he leído en los últimos meses. "Los Juegos del Hambre" de Suzanne Collins. Fue publicado en 2008 y ya ha sido traducido a tropecientos idiomas y se ha vendido francamente bien.

Quizá el principal problema que tiene este libro es la clasificación por edades o, dicho de otro modo, ¿a quién va dirigido el libro? Yo lo encontré en la sección infantil de más de una librería al lado de títulos como Eragon y cosas así que molan cuando tienes catorce años y basta. Pero entonces se me encendió la bombilla y recordé a un librero muy de fíar y al que le tengo mucho aprecio que allá por verano ya me había dicho que estos libros tenían algo más de chicha. Hace una semana yo había cobrado mi primer sueldo y me pareció que "Los Juegos del Hambre" podía ser una buena inversión y por fortuna no estaba confundido. ¿Con qué me he encontrado? Os lo cuento. Unas bases de "1984", un poco de "La Naranja Mecánica" y una gran dosis de "Battle Royale".

La trama nos sitúa en un futuro distópico en el que una guerra causó estragos en los Estados Unidos, y ahora se llaman Panem. Panem está dividido en doce distritos, cada uno dedicado a una actividad productiva/industrial; y estos distritos viven gobernados por el Capitolio (los malos malosos de la historia). Esta pandilla de capulos organizan cada año "Los Juegos del Hambre", que consisten en que en cada distrito se escogen por azar a un chico y a una chica de entre doce y dieciocho años; se los suelta en un terreno cerrado y tienen que matarse entre ellos hasta que solo uno quede vivo.Pasan semanas solos, apenas tienen comida, tienen que cazar ellos, hay trampas por doquier, animales mutados peligrosos, armas diversas, gente muy loca, etc. Ahora es cuando os preguntáis qué narices hace un libro así en la sección infantil de las librerías, yo aún no tengo la respuesta...

Por supuesto si eres elegido no te puedes negar a participar en los Juegos, y la única manera de librarte de ir es que alguien se presente voluntario para sustituírte. ¿Por qué alguien se presentaría voluntario? Pues ya vereis que hay varios motivos bien distintos, desde amor por una hermana hasta la codicia y la gloria.

Nos os cuento mucho más de la trama. Solo os digo que el final es sorprendentemente satisfactorio y que existen dos continuaciones (aún no las he leído). El libro está narrado en primera persona y, curiosamente, en presente. Se lee fácil y no llega a las 400 páginas así que no teneis excusa para no leerlo. Bueno, y si os da demasiada pereza entonces sabed que el año que viene ya tenemos película, que pinta sorprendentemente bien. Ojalá no decepcione, y no sea muy censurada.

                         

Ojo si sois sensibles o jovencitos porque el libro es bastante violento, aunque no macabro. El tema de las descripciones grotescas está muy bien llevado y no acostumbran a ser vomitivas pero, yo aviso por si acaso.

"¡Que comiencen los septuagésimo cuartos Juegos del hambre!"

6 comentarios:

  1. El libro dicen que está bastante bien. La película llevada a cabo por Gary Ross "promete" pero yo no sé que decirte.. es el director de Pleasantville.. asi qué...

    ResponderEliminar
  2. Crucemos los dedos, yo después de leer el libro vi el trailer y al menos no me subí por las paredes, como me suele pasar cuando adaptan un libro que me gusta. Aún tengo clavada muy profunda la espina de "La brújula Dorada" y cosas así

    ResponderEliminar
  3. La brújula dorada a mi me gustó XD Es como las crónicas de narnia.. se deja ver...

    ResponderEliminar
  4. ¿Habias leido el libro antes? "Luces del Norte" se llama. Una vez leído el libro, la película es horrible en serio XD

    ResponderEliminar