martes, 27 de diciembre de 2011

The Wire, un orgasmo visual

Aborrezco las series policiacas. Me ponen del hígado. Si cuadra veo "Bones" porque me parece diferente y tiene unos personajes curiosos, pero en general no puedo con ellas. He visto algunos episodios de CSI y me han aburrido. Además las series policiacas suelen ser procedimentales ( una trama de un asesinato se resuelve en un capítulo ) y no soy gran fan de estos. Por ello me echaba un poco atrás cuando me decían que tenía que ver "The Wire". Tardé pero la vi y ¡maravillosa sorpresa!

 La serie es otra joyita de la cadena norteamericana HBO de la cual creo que no me canso de hablar. Es responsable de "Los Soprano", "A Dos Metros Bajo Tierra", "Juego de Tronos", "Roma", etc. Se comenzó a emitir en 2002 y acabó en 2008 con 5 maravillosas temporadas (60 episodios).

 ¿Qué os puedo decir para convenceros de que tenéis que verla? Pues a ver...

 El primer punto es que la responsable es la HBO, sinónimo de calidad en todo lo que hace. Insisto, esta cadena es la ostia. También uno de sus puntos fuertes es el realismo, la música, ¡todo! Pero vamos por partes y lo primero es lo primero: ¿de qué trata la serie?


La primera temporada comienza con una investigación sobre tráfico de drogas por parte de la policía de la ciudad de Baltimore, y se convierte en mucho más. A través de trece episodios asistimos a un espectáculo sin parangón en el que se ven implicados políticos, altos cargos, etc. Los buenos no son tan buenos y algunos de los supuestos villanos te acaban cayendo bien. El personaje principal es un chuzas tremendo, se mete en líos y de todo. La chica guapa candidata al rollo con el prota resulta ser lesbiana. El encargado de dirigir al grupo anti drogas tuvo su propio problema con el tráfico de sustancias ilegales en el pasado. En definitiva, se desmoronan todos los clásicos de polis guapos y guapas y majísimos; y lo que vemos es la realidad de nuestro mundo contemporáneo. Tan real es la serie que algunos de los personajes están basados en personas reales de Baltimore, es alucinante.

Una zona de Baltimore, se nota que esto no es Las Vegas. ¿Cierto?
  Las tramas avanzan lentamente como en el mundo real, aquí no vale eso de los procedimentales de pillar al asesino en cuarenta minutos. No. Y no siempre ganan los buenos, tampoco. A veces necesitarán más de una temporada para pillar a algún pez gordo (si es que lo pillan). No se juega con el espectador a explicarle todo lo que pasa, cosa que me pone atacado de los nervios en CSI y demás mierda. Aquí tienes que prestar atención a los detalles.

A grandes rasgos esta es la idea centrar de la primera temporada y de la serie en general. Pero las cuatro temporadas restantes se centran en otros dramas de la ciudad: el puerto, la política, la educación y los medios de comunicación. Todo ello entretejido de tal manera que al terminas la serie no existen las historias aisladas, todo es un gran conjunto y el mayor personaje de la obra no es otro que Baltimore. Olé por los que decidieron irse allí para realizar la serie. Dejamos atrás los falsos orgullos y el glamour de Ney York o Las Vegas y nos vamos al estercolero de América.




Aquí vemos a algunos de los personajes principales en un montaje que he encontrado por internet, emulando al Mario Kart (me encanta, jaja) . McNulty es el borracho del que os hablé antes y Bunk es su fiel colega. Omar es uno de los personajes más carismáticos de la televisión moderna. Bubbles es la cosa más adorable del mundo y es imposible no sentir compasión por él. Y no os cuento más de ellos porque si tuviese que escribir algo sobre cada perosonaje no acabo en tres semanas, pues son muchos y muy variados los héroes o antihéroes de esta gran historia. mención especial a Tommy Carcetti, Lester y a Dookie, entre otros.

Esta es la trama. No hay nada raro. Ninguna complicación, la vida real y basta. Como si tu sales a la calle de una ciudad un poco grande y te pones a observar a tu alrededor (solo que aquí lo haces desde la comodidad y seguridad de tu salón, claro). Y a esto le añadimos una banda sonora de órdago, que se hace lucir. Os dejo con una de mis escenas favoritas de la serie acompañada de otros títulos de crédito.


La respuesta de la crítica fue muy favorable pero aún así no goza del prestigio que merece. Fue muy ignorada en los Emmys, tal vez porque a los americanos no les interese que sepamos cómo son realmente algunas de sus ciudades y barrios. Me da igual. Va a seguir estando entre mis series favoritas.

Antes de que la veais os he de pedir un par de favores. Si sois muy jovenes o impresionables, cuidado al verla. Hay escenas muy crudas, mucha droga, violencia y lenguaje soez. Otro favor es que tengáis paciencia viéndola, sobre todo el primer episodio. Duran casi una hora cada capítulo y son muy densos. Si hay que ponerle una pega a la serie es que presenta demasiados personajes de golpe y puedes perderte un poco al principio pero si sois constantes seréis recompensados con una de las mejores historias que nos ha dejado la televisión últimamente.

Para despedirme os dejo una canción que me encanta, para que véis que no os engaño con lo de la banda sonora genial.

                        

1 comentario:

  1. Enorme! Si que es una gran serie, de visionado requerido por todo buen cinéfilo. Ya no digo fan de series ni anda de eso, digo cinéfilo. Pues esto es cine por capítulos.

    ResponderEliminar