viernes, 27 de enero de 2012

Las crónicas de Narnia de C. S. Lewis

C. S. Lewis
 Como ya dije ayer, mi intención era estrenarme pronto con una reseña, y la haría sobre libros, algún comic... Pues bien, hoy lo haré a lo grande y me estrenaré con una reseña de la saga literaria Las crónicas de Narnia del escritor británico C. S. Lewis y de su adaptación cinematográfica. Probablemente a muchos os suene ya esta saga, como para no con todo el bombo que se le dio al tema con las películas, pero mejor será que comience por el principio.
 Clive Staples Lewis (sí, suena mejor C. S.) fue un escritor irlandés que estaba bastante obsesionado con el tema religioso (algo curioso, porque era ateo hasta que se convirtió al cristianismo influenciado por su buen amigo John Ronald Reuel Tolkien) y dejaba esto plasmado en sus libros, en ocasiones de forma bastante explícita, y en otras en forma de metáforas. En el caso de Las crónicas, hace uso de bastantes metáforas y en ningún momento dice nada de forma explícita.
 ¿Pero qué son Las crónicas de Narnia? Pues en principio era un libro de fantasía que Lewis comenzó a escribir en 1939 en parte para su ahijada, pero que se le fue de las manos y acabó en 1949, con la pobre ya demasiado mayor para disfrutar libros con un tono tan infantil como el que tiene, pero no lo suficiente para poder volver a disfrutarlos, con lo cual, no cumplió la principal función, la de servir para entretener a su ahijada, pero si que sirvió para dar lugar a una saga de siete libros que acabó de escribir en sólo cuatro años.
 Cómo es obvio, escribiendo con la velocidad con la que escribió, no agrupó todas sus ideas lo que se dice exactamente bien y acabó publicando los libros saltándose el orden cronológico casi por completo, ya que sólo lo respetó con el que cronológicamente sería el último de la saga. También le quedaron libros muy dispares, con algunos más enfocados a la aventura y otros más... relajados. Por suerte se nota la calidad como escritor del hombre y puedo afirmar que todos son realmente buenos, con algunos mejores y otros peores. De qué va la saga no os lo pienso contar, no os la quiero chafar, pero si voy a hacer un pequeño resumen de la cronología.
Los siete libros que componen la saga,
de izquierda a derecha y de arriba a abajo
Cronológicamente, el primero de los libros de la saga es El sobrino del mago, que tiene como protagonista a Digory Kirke, un chaval del Londres de finales del siglo XIX que se ve metido en un embrollo bastante grande gracias a su tío, un chalado que intenta convertirse en mago. Aunque es el primero cronológicamente, se podría considerar una precuela, ya que fue el último en ser escrito y el penúltimo en ser publicado. Lewis lo escribió para tratar de responder a una pregunta, ¿cómo pudo un farol acabar en el medio del bosque de Narnia?
A primer libro le sigue El león, la bruja y el armario, el primero en ser publicado, que tiene como protagonistas a los cuatro hermanos Pevensie, que viajarán, a través de lo que parece un simple armario de una vieja mansión, a Narnia, un mundo helado poblado por criaturas mágicas, del cual lo primero que ben es el farol ya mencionado.
Después viene El caballo y su muchacho, que podría considerarse un spin off dentro de la saga, ya que aunque si sigue la continuidad cronológica de esta, tiene poco que ver con ella, ya que sólo cuenta una leyenda que Lewis mencionaba de pasada en un libro que había sido publicado anteriormente, La silla de plata. 
Tras este spin off viene El príncipe Caspian, en el que se vuelve al tono de fantasía épica que tienen la mayoría de los libros principales de la saga. Cambia un poco lo visto en El león, la bruja... y nos muestra una Narnia en la que ya no viven animales parlantes, sino que ha sido invadido por un pueblo venido del este, los Telmarianos. Le sigue La travesía del viajero del alba, que viene a atar algún cabo suelto (pocos, por suerte) que dejaba el anterior, y nos presenta la que para muchos es la mejor historia de la saga, y desde luego la más extensa. La fantasía épica queda a un lado y nos adentramos en un libro de aventuras y exploración en los que se demuestra la originalidad de Lewis.
La inmediata secuela de este, tanto en publicación como en la cronología, es la ya mencionada obra La silla de plata, en la que de nuevo la aventura y la exploración serán los hilos conductores de una historia que, personalmente, me hicieron devorar páginas como pocos libros.
El último cronológicamente es La última batalla, una obra nuevamente de fantasía épica en la que Narnia deberá afrontar un peligro que nunca antes había imaginado.
El famoso farol
Si algo malo se le puede achacar a esta saga, personalmente diría que es el hecho de que Lewis llevé lo de que es una historia infantil tan hasta el extremo y deje las batallas a medio contar, algo que repite a lo largo de toda la saga. Teniendo en cuenta cómo las cuenta, y que en otras obras infantiles sí son más descriptivos, pues es un poco decepcionante. Muchos han criticado la presencia de elementos cristianos en la saga, pero más que cristianos se podría decir que son comunes a cualquier religión, y en todo caso nunca se muestran de forma explícita. Por último, no pocos la acusaron de racistas al ser los malos de piel morena, algo que ya se hizo con Tolkien, y que no deja de ser buscar lo que no hay donde no lo hay.
¿Es una buena saga? Sí, bastante buena. No llega al nivel de El señor de los anillos, pero si es una gran obra de fantasía, que resultará una genial lectura para aquellos que ya han superado los reparos de leer algo que fue escrito originalmente para niños.
En cuanto a las adaptaciones cinematográficas, se puede decir que son muy buenas adaptaciones, ya que si bien meten cambios, lo hacen para corregir el ya mencionado problema de las batallas (excepto en una ocasión en el segundo libro). Musicalmente están muy bien, y a nivel de doblaje y actuaciones suelen estar bien con alguna destacada, como la voz en español de Aslan o la actuación de trío principal en La travesía del viajero del alba, además de la actuación de la bruja blanca en la primera, que por momentos es muy buena. Hasta la fecha sólo hay tres, El león... (de la que podéis ver el trailer abajo), El príncipe Caspian y La travesía... Se rumorea que se va a rodar la cuarta, El sobrino del mago, pero por el momento no hay nada confirmado. 



¿Mi recomendación? Si aún no has leído los libros ni visto las películas, debes hacerlo, ya que no sólo son unas obras geniales, sino que además sirvieron de inspiración a muchos autores anglosajones, como J. K. Rowling, que se inspiró en la saga para escribir Harry Potter.

4 comentarios:

  1. De pequeñito disfruté mucho con los libros pero es cierto que el tufillo religioso a veces es muy escandaloso. El final del 7º es una broma pesada xD

    ResponderEliminar
  2. Mi padre me dijo que tenía que leer estos libros pero el aire infantil em tira apra trás. Lo ahce tambien en el cine... y aun así pues a veces veo cosas como Wall-E y tal y bueno, disfruto, asíq ue sólo son prejuicios... pero no sé... La obra cinematográfica... no sé... se me aprece a La brujula Dorada... y buf.... Además de esas tres películas que has dicho... existen otras cuatro versiones que no he visto... y supongo que serán infinitamente peores.

    ResponderEliminar
  3. El séptimo libro en sí es una broma pesada. El nombre más épico para el libro que menos lo es.
    Varte, creeme, podrás disfrutarlos sin problemas, no te vas a topar con algo típico de Disney, sino con un mundo de bastante fantasía. Si bien esta narrado en un tono infantil, no pocos momentos se alejan de eso.
    Ah, en cuanto a las películas, no son precisamente las joyas de la corona, pero sí son buenas, sobre todo la tercera.

    ResponderEliminar
  4. acabo de leer los libros y me quede con cara de what?? el ultimo libro si estuvo muy fumado. es una buena saga aunque si se me hicieron muy pesados y aburridos y eso que no llegaban a las 150 paginas jajaja sin duda las películas que se han hecho sobre esta saga están muy buenas, a comparación de los libros claro!

    el que mas disfrute fue el caballo y el niño... ese si lo leí en 3 días por mucho jajaja

    ResponderEliminar