domingo, 22 de enero de 2012

Millennium: Los hombres que no amaban a las mujeres



La carrera cinematográfica de David Fincher empieza, por mucho que a los más fans pese, con Alien 3 en 1992. Un película que se deja ver pero que no cumplió con las expectativas, (Alien debió ser la mejor trilogía de ciencia ficción de la historia, pero no lo consiguió. Es otro cantar que otro día, si queréis contaré) pese a todo si que mostraba un prometedor carácter detrás de las cámaras. Hoy en día Fincher es un director que goza de buena salud en el cine: Seven, The Game, El club de la lucha, La Habitación del pánico, Zodiac, El curioso caso de Benjamin Button, La red social y finalmente Millenium. Todo Cristo se enamoró de Fincher con Seven pero la critica y el público cargaron duramente contra el por películas como The Game por su final trillado, La habitación del pánico tachándola de comercial, El club de la lucha alegando que es una apología fascista y Zodiac por que supuestamente es muy lenta para no contar nada. En mi humilde opinión desde Zodiac no ha vuelto a verse al gran maestro del trhiller. No comprendo por que sus citadas anteriormente películas si fueron judgadas y las nuevas no: Benjamin Button y La red social. De hecho son catalogadas de Obras Maestras. Seré yo, que estoy anticuado, pero a mi me parecen las menos interesantes y las más comerciales. Pero no es criticable pues de algo hay que comer y estancarse en un sólo género puede llegar a aburrir, así que lo comprendo.
Sin embargo, lo que no comprendo es la vuelta de David al Trhiller con Millennium. Una trilogía de la que es posible que ni se encargue. Con lo cual miedo me da la segunda parte si al realiza otra persona. No lo entiendo por que este hombre ya tuvo problemas en un trilogía con Alien, en al cual la productora le metió tanta presión que al final salió un producto muy diferente al que el pretendía. Antes de empezar os dejo los créditos iniciales, que son dignos de una película de 007:



Ayer, decidí ir con mis colegas al cine. Y escogimos ver Los hombres que no amaban a las mujeres. Bonita traducción pese a que debiera ser La chica del tatuaje de dragón, pero Spain is diferent, ya se sabe. A priori resulta me resulta difícil decir si es una buena o mala película. Viendo el film me da la sensación de que la patera se queda a medias y finalmente, se ahoga en al orilla. ¿Es este remake superior al original?



El buen hacer de Fincher no es perceptible en todo el largometraje. A veces parece una película de el, con tensión e intriga y otras veces sencillamente una del montón, previsible y banal. La atmósfera esta muy conseguida, como en todas las obras de este. Y el aspecto técnico es estupendo, con una excelente puesta en escena que deja en rídiculo a la película original sueca. Sobretodo por la banda sonora, que aquí funciona y en el film sueco no. Al rodar en Suecia se consigue gelidez y sensación de frío extremo, así que simpatizamos más con el protagonista, Mikael Blomkvist, magníficamente interpretado por Daniel Craig superando con creces a Michael Niqvist en al original. Que por cierto, aseguro al 100% que es la mejor interpretación de la carrera del agente Bond.



El guión de Steven Zaillan sin ser malo, es flojo pero superior al telefilm sueco. Quiero decir con esto que atrae, pero tarda en arrancar. De hecho, estamos prácticamente una hora y media sin que pase casi absolutamente nada que es cuando Lisbeth Salander y Mikael se encuentran y colaboran juntos en "La investigación", que al fin y al cabo es de lo que va esto, de una investigación de un crimen hace 40 años de un miembro de una de las familias más ricas de suecia. Así que hasta ese punto no empieza realmente el asunto (Será puñetero) y eso es mucho tardar.
Otro aspecto criticable, aunque quizás no se pudo hacer de otra manera, es la facilidad con la que te desvinculas de los personajes, hay tanto nombrecito de la familia sueca con nombres tan peculiares y tantas fotos que te pierdes en la historia llegando incluso a no saber que diablos está pasando en la pantalla, sobretodo en el epílogo, inexistente en la versión sueca y que a mi no me convenció nada por que alarga excesivamente una película que ya de por si es larga (Valga la redundancia), pero bueno con un poco de observación tampoco debería ser un gran problema.




La familia millonaria que vive en al isla donde sucede casi todo, esta muy conseguida con un elegante reparto de actores. Como dije antes Craig esta muy bien y Rooney Mara esta creíble en su papel de Lisbeth. Pero, siempre hay un pero pues las comparaciones son odiosas, pierde ante Naomi Rapace (La de la versión sueca) ya que en el remake norteamericano han comercializado la apariencia punk del personaje... y bastante. Esto lo achaco otra vez a un fallo en el guión: Lisbeth no nos importa lo que debiera. No llegamos a empatizar lo suficiente con el personaje femenino aunque si con el masculino. Y eso que se nos muestra un poco de la vida de ella y de sus demonios interiores que al atormentan y la obligan a ser lo que es, y durante la película se ve que el personaje intenta evolucionar, cambiar a mejor, para socializar más con Mikael. La hacker más carismática de todos los tiempos no llega al corazón del espectador y eso que prometía un carácter arrollador y misterioso. En la obra interpretada por Naomi, si se conoce un poco mejor a Lisbeth ya que existen unos flashbacks con los que se nos cuenta un poco más sobre su oscuro pasado.



La trama no se sostiene por si sola, por que es previsible, lenta, y eso en un metraje de dos horas y media hunde la película. Es cierto que en algunos momentos el genial Fincher contagia de tensión la pantalla con buenas escenas, usando la violencia pero sin abusar (No como nuestros queridos suecos), con cierta intriga pero no lo suficiente para ser una obra maestra. La pieza está bien rodada, magníficamente interpretada, tiene una banda sonora que cumple con su cometido pero el material se antoja pobre en contenido. No hay chicha... no goza de un buen pulso narrativo.

¿Pero es superior a la original o no? Si. Sobretodo por esto: Hans Erit Wenneström, un multimillonario corrupto, fastidia totalmente la vida profesional de Mikael arruinándolo, ya que este escribe un artículo atacando duramente a Hans, que en juicios posteriores se demostraría que es falso. Mikael, ya acabado, recibe una llamada de Henrik Vanger, otro multimillonario que vive en una isla, para que investigue sobre el asesinato de su sobrina Harriet, que desapareció hace 40 años. Para impulsar al fatal periodista a realizar dicha tarea le promete la cabeza de Wenneström... Sin embargo en el guión sueco, que es mas frío e insensible, no se aprovecha a este malvado personaje lo suficiente, contándolo de una manera superficial, que casi no preocupa, cuando en realidad debería ser la mayor motivación de Mikel. Así pues, lo único que tiene de bueno la obra sueca es Naomi Rapace. Siendo todo lo demás superado por el remake.



Para acabar decir que este me parece uno de los peores trabajos de David Fincher junto con La red Social. Decir esto tampoco quiere decir que no recomiende ver la película. Que no es mala y entretiene de sobra. A mi modo de ver Millenium es una película hecha por encargo, para ganar dinero y poder filmar proyectos mas personales en un cercano futuro. Hay que comer... y para ello hay que trabajar. Después de todo, esto es cine comercial.
Y recordad, para ver hay que creer.

8 comentarios:

  1. Por lo que veo peca exactamente de lo mismo que el libro... Muchas páginas y pasan pocas cosas... Y sí. La familia Vagner tiene tantos miembros que te pierdes...
    A ver si lo acabo en un par de días y hago reseña ^^

    ResponderEliminar
  2. No sé si las películas son muy fieles al libro, pero por lo que dices tal vez si lo sean o se complementen, a saber...

    ResponderEliminar
  3. Me quedan menos de 100 páginas. De momento la supesta revelación sobre Harriet me ha resultado un poco previsible, a ver que me depara el final
    ¿Hay serie?

    ResponderEliminar
  4. Por lo que tengo entendido el libro era Meh comercial (vamos, código DaVinci a la sueca) y tenía una de rollo morboso exagerado (parece ser que a los suecos eso les va). Las pelis acabaran siendo más de lo mismo, como es previsible.
    Lo que me estoy viendo es que el look de la prota se va a volver a poner de moda, como ya pasó cuando se estrenaron las originales.
    P.D.: Tras mi desaparición por exámenes, me dispongo a ir comentando.

    ResponderEliminar
  5. Del libro ya os voy a comentar proximamente que acabo de terminarlo. Sinceramente es bastante mejor que los de Dan Brown xD

    ResponderEliminar
  6. A mi la verdad, no me llamaba mucho, aun así el di una oportunidad a la versión sueca, y me quede a medias.... Y con al de Fincher pues esperaba algo oscuro... pero me dejó indifrente.

    ResponderEliminar