lunes, 13 de febrero de 2012

Fringe, la ciencia al límite

Vamos a por otra serie. Una que me encanta y con legiones de fans y detractores por igual. Se trata de Fringe, en España conocida como Fringe (al límite). Y es que la palabra fringe si bien no significa límite en inglés es por donde van los tiros. Fringe es algo que se sale de lo común, algo que no cuadra y que no puedes explicar (además de flequillo). Y precisamente de esto va la serie. Pero antes, un poco de historia:

El buen señor J.J. Abrams es el responsable de que el vuelo 815 de Oceanic se estrellase en una misteriosa isla... Vamos que es el creador de Lost (Perdidos). Antes de que los fans despechados por el final de Lost me empecéis a tirar piedras os he de decir que Fringe es otro rollo. Fringe propone incógnitas y LAS RESUELVE. Todo ello sin olvidar el desarrollo de los personajes. Lo que no se terminó de pulir en Lost se ha corregido en Fringe, o eso ansío. La serie aún no ha concluído y esperemos que no se vaya por las ramas como su antecesora.


De momento, con casi cien episodios emitidos parece que no va a ser así. Y recordemos que cuando Lost llevaba casi cien episodios fue cuando la isla empezó a moverse en el tiempo y espacio porque un señor giró una rueda que activó algún tipo de luz mágica que convertía a la gente en monstruos de humo negro a los que les afectaba el magnetismo y que tomaban la forma de gente muerta...

Fringe empezó en 2008 emitiendose en la cadena FOX y de momento se mantiene en antena aunque peligra a causa de su escasa audiencia... Los americanos prefieren ver Glee/The Vampire Diaries/cosas mierdosas. Allí triunfan las series superficiales, y en Fringe hay que ver más allá. Fijaos en la imagen de la derecha. Una manzana... con semillas en foma de bebé... Curioso, ¿no? Pues con esto juega Fringe, hace que el espectador esté alerta y siga los misterios como si formase parte de la serie. De hecho hay cierto personaje que sale en todos los capítulos y que se puede jugar a "a ver quién lo ve antes" al más puro estilo de los libros de Wally.

En cuanto a la trama en sí de la serie es muy simplona en los primeros episodios, si bien pasados unos 10 cobra fuerza monumental y se entreteje un gran telón en el que todos los hilos son fundamentales.


Os dejo el trailer del primer episodio en inglés, que no lo he encontrado en castellano. La premisa es simple: algo ocurre en un avión y el FBI recurre a Walter Bishop, un científico que lleva 17 años recluído en una insitución mental para resolver el misterio. A este se le une su hijo Peter, y son dirigidos por Olivia Dunham.

A lo largo de varios capítulos los Bishop colaborarán con el FBI para cerrar Megaupload... digo... Para sacar a la luz misterios de ciencia al límite, algunos bastante posibles en un futuro. Misterios que parecen formar parte de un Patrón y con una misteriosa corporación dedicada a la ciencia con un pasado común al de Walter... Y esto es solo la punta del iceberg. Todo esto está más o menos visto pero os juro que si le dais una oportunidad os corréis de gusto. No os puedo decir las maravillas que vienen después de la primera temporada, sólo que hay mucho(s) mundos por explorar y que varios actores tienen que interpretar dos papeles distintos... Os dejo una de las secuencias de apertura de la serie, que según circunstancias tiene varias (seis de momento).


Os quiero hablar de Walter, de Astrid, de los observadores, de la vaca, del tanque de agua, de Betty Marrón, de aquí y allá, del LSD, de jaulas de Faraday y de los litros de semen de babuino que Walter pidió pero ya os estaría estropeando muchas cosas, así que simplemente sentaos en el sofá y disfrutad.

En este post debo tomar prestada la frase de Varete: para ver, hay que creer. Creed y seréis recompensados con una pequeña maravilla de la TV.

Mención especial al señor de la derecha: Walter Bishop. Magistralmente interpretado por John Noble (quiero un Emmy para este hombre ya). Uno de los personajes más curiosos de la televisión actual.

Es absolutamente imposible no cogerle cariño al primer personaje que interpeta Noble, de la misma manera que el segundo personaje interpretado por este maestro es un capullo insoportable. Un señor aparentemente adorable y amante de los dulces que hace las veces de científico loco que experimenta con niños.  En serio, es imposible no cogerle cariño, es amor en estado puro.

Si os engancha la mitad que a mi me doy por satisfecho, disfrutadla.

Las diez peores películas del 2011

Este año pasado, está cargado de decepciones rotundas y de porquerías enormes. Hay más de diez, lo sé, pero no quiero haceros perder el tiempo. Allá vamos:

Sucker Punch
La película de Zack Snyder es un baturrillo infumable de "tías buenas" vestidas de colegialas, hostias como panes y tiroteos a mansalva... Un despropósito que se torna aburrido a causa de tantos efectos especiales, toda la película parece un trailer de un videojuego de lucha como podría ser Tekken o incluso Medabots.

Caperucita Roja
¿Pero qué coño hace Gary Oldman en esta cosa? Todo lo que tenga que ver con el cuento, ya no el original, si no el que sabemos todos de Disney, con final feliz, aquí no existe. La directora de Crapúsculo, quiero decir, Corpúsculo esto Crepúsculo se ha encargado de que eso sea así. Una caperucita libertina, un lobo "enamorador", risibles giros de guión... Basura.

Encontrarás Dragones
Propaganda barata del Ous Dei. Ni qué decir tiene. El director de La misión, no exenta de excusas cristianas, Roland Joffé, deja claro que es un mercenario religioso. Encima aburre, no como Camino, que tambien es publicidad de la dura pero al menos es un buen film.

El Rito
Anthony Hopkins encabeza el reparto de esta especie de remake de El exorcista. Hay claras evidencias que el bueno de Lécter está encasillado en este tipo de papeles de viejo enigmático y misterioso con mirada triste y perturbadora. Malísima no, lo siguiente.

Destino Oculto
Un truño de los buenos. Esto tiene de ciencia-ficción lo que Scary-movie de terror. Una vergüenza mas para Matt Damon, es una pena, por que ya van unas cuantas. Hay gente que la compara con Origen. Vale, está sobrevalorada. Pero es que esta es "mierda de la buena, hermano".

Piratas del Caribe: Mareas Misteriosas
Uno de los Spin-Offs mas aburridos que he visto nunca. Una historia absurda, con españoles de por medio. Cada vez que veo a Penélope en pantalla me llevo las manos a la cabeza. Encima no tiene ni al decencia de doblarse a si misma. Si las otras dos secuelas ya eran de discutible calidad, esta sobra.

Tiburón 3D: La presa
Mi má...... tiburones de agua salada en un Lago. Y de los grandes, ¿Eh? Todo en esta "cosa" es lamentable. Encima no hay ni tetas...

Furia Ciega
Se nota que Nicolas Cage esta puesto hasta las cejas de deudas. Recomiendo el visionado de esta película de ¿acción-ciencia-ficción-fantasía? si estáis borrachos como cubas y os queréis echar unas risas a costa de Satanás. Mala no, penosa.

En Tiempo de Brujas
Ánimo Cage, si sigues así puede que ganes cuatro o cinco razzies. Esto no es serie B.... es de risa. Una mala historia mal desarrollada y peor montada todavía. No sé por qué, yo me esperaba que iba a ser decente.

Moneyball
Sé lo que estás pensando. Este se ha vuelto loco. ¿Cómo una película que tiene seis nominaciones a los Óscar va a ser tan mala? Pues lo es. Se dice que está pelicula protagonizada por un guaperas Brad Pitt no es otra estúpida película sobre Baseball. Pero eso es lo que es. Otra puñetera película sobre Baseball. No se profundiza en ninguna de la subtramas. El mensaje es E.E.U.U. ama el Baseball. Y no hay nada más. Aburrida, carente de emoción, lenta, vacía. Un historia más sobre la autosuperación y blablablablabla..... Un coñazo. Peor aun que la red social.

Por supuesto, existen más películas, que son malas con avaricia que no he colocado aquí. Como por ejemplo: Soy el número 4, Linterna Verde, Avispón Verde, Acero Puro, El sicario de Dios (Esta es realmente mala), Transformers 3, In Time, Scream 4 (¿Que se ha hecho Courtney COx en la cara?), The Mechanich, Blitz, Fast Five, Thor(tura), Agua para elefantes, Capitán America (¿WTF?)... No lo he hecho por que, aunque también son de una calidad infame, son mil veces mas entretenidas que las diez anteriores, os lo aseguro.

lunes, 6 de febrero de 2012

La raíz del miedo


Primal Fear (1996, Las dos caras de la verdad, en España...) es el debut cinematográfico de Gregory Hoblit. De aquellas sólo conocidos por dirigir algun que otro capitulillo de famosas series de televisión en los USA. Ahora es productor y director, y es el creador de películas como Fractura, La guerra de Hart, Fallen, Rastro oculto o Frecuencia. La mayoría de ellas son thrillers con protagonistas policías y abogados. Se dice que Hoblit está obsesionado con este tema por que su padre fue agente de la ley. La verdad, no es un gran cineasta, pero al menos sus películas son entretenidas y tienen un mínimo de calidad, ya es algo. No es el caso de Primal Fear. Su primer largometraje en al gran pantalla es, el mejor de todos los filmes que ha hecho, sencillamente genial. No sólo cuenta con una gran estrella del momento Richard gere (Si, era una estrella, que queréis que diga) si no que nso descbre a uno de los mejores acotores vivos que existen, Edward Norton, que ganó un Globo de oro y casi gana un Oscar por su magnífica interpretación, se lo arrebataría Cuba Gooding JR. por Jerry McGuire (Que vergüenza). En principio se quiso a Leonardo DiCaprio pero rechazó el papel, por "ironías" de la vida este hombre triunfaría con Titanic en 1997.


No hablaré mas de la cuenta en el argumento, y , como siempre os aconsejo, no busquéis información si no queréis comer el filete soso: Las dos caras de la verdad nos cuenta como Martin Vail,(Interpretado por el siempre mediocre Gere) un rico abogado defensor famoso en televisión, trata de demostrar la inocencia del joven de 19 Aaron Stampler (Norton)que es acusado de asesinar al caritativo arzobispo Rushman.


Recomiendo el visionado de la cinta con la mente despejada, sin ir de listillos. Ya sé que actualmente, los hechos que nos se nos quiere contar ya están muy manidos. Si, es cierto que poco hay que innovar en este género (El dilema, Sleepers, La red social... no son muy superiores a esta). Pero os diré que Primal Fear llega a competir, por momentos, con las grandes del drama judicial. Hoblit abusa tanto de los primeros planos que nos dejamos llevar y entramos en la mente de los protagonistas con suma facilidad, así conseguimos arrastrarnos por la fluidez de los acontecimientos que suceden en pantalla y que los giros de guión nos pillen desprevenidos, sorprendiéndonos. Realmente creemos en lo que esta ocurriendo y nos quedamos pegados a la butaca toda la película. No os preocupéis por el aburrido Gere, pues el personaje le sienta tan bien, que aun que se le queda un poco grande, lo disimula bien. Lo mejor del film es cuando Norton y Richard comparten pantalla, gozamos de lo lindo. Mientras que al estrellita del momento pone siempre al misma cara de ricachón, Edward se lo come en todos los planos con unos gestos faciales perturbadores e inocentes.


Si os sentáis en modo agresivo, buscando todos los puntos sobre las íes puede que se haga algo previsible, pero no por ello es un producto de mala calidad. En definitiva es una americanada mas, surrealista y eso, pero bien hecha. La recomiendo para pasar unas dos horas muy entretenidas.
Para ver, hay que creer.



PD: No se que tendrán los noventa que a mi me encantan. Friends, Freaks and Geeks, El decepcionante cierre de El Padrino, Matrix, La milla verde, Cadena perpetua, La princesa Mononoke, Muerte entre las flores, Atrapado por su pasado, Underground, Lock & Stock, Casino, Uno de los nuestros, Braveheart, El club de la lucha, The Game, Seven, Trainspotting, Sospechosos habituales, Reservoir dogs, Pulp fiction, EN nombre del padre, Twin Peaks, Los Soprano, El silencio de los corderos, Sin perdón, American History X, Parque jurásico, La lista de Schindler, Fargo, EL rey león, LA Confidential, Salar al soldado Ryan, El sexto sentido, El gran Lebowski, Forrest Gump, etc....

jueves, 2 de febrero de 2012

Never Let Me Go:

Me gusta el inglés. Me encanta como suenan las palabras en ese idioma. Soy asiduo a ver series o películas en inglés y la mayoría de las veces las disfruto más que en mi propio idioma. También acostumbro a leer en inglés para no perder práctica en el idioma, así que cuando un amigo de traducción me dijo que iban a leer para clase una novela llamada "Never Let Me Go" no pude sino acordarme de la película de mismo nombre que había visto. Como ya dije en otro post, no me gusta leer un libro después de haber visto la película pero qué se la va a hacer. Me decidí por leerlo.

El autor es un señor japonés con el curioso nombre de Kazuo Ishiguro (derecha), pero se le considera escritor británico ya que desde muy pequeño vivió en el Reino Unido. Publicó "Never Let Me Go" en 2005 y la popularidad de la novela creció gracias a la adaptación a la gran pantalla protagonizada por Keira Knightley, Carey Mulligan y Andrew Garfield.

 Tal vez a causa de ya haber visto la película y saber de qué iba la historia el libro me resultó bastante sencillo de leer, y no llega a las trescientas páginas. Así que si podéis echarle un ojo a su versión en castellano hacedlo. Pero sabed que en castellano la novela se ha títulado diferente: "Nunca me abandones"

Por algún perturbador motivo hemos pasado de "no me dejes marchar" a "nunca me abandones". Sinceramente no sé a qué ha venido el cambio de título y más sabiendo que la novela se llama así a causa de una canción que escucha una de las protagonistas. Cabe destacar que la canción fue escrita especialmente para la obra, no existía de antemano.



Antes de que os cuente más, el libro es un dramón. Pero un dramón muy gordo. Ya la película es ultra siniestra a la vez que preciosa, así que imaginaos la novela. No deja un buen cuerpo después de leerla y te sientes francamente incómodo mientras la lees, pero no puedes dejarla. Y a pesar de que practicamente desde el principio sabes lo que le va a saber a algunos personajes al más puro estilo de "Crónica de una muerte anunciada", no paras de leer. Quieres saber cómo han llegado a esa situación los tres protagonistas...

Kathy, Ruth y Tommy son tres alumnos del centro privado Hailsham; donde todo es aparentemente idílico... Nada más lejos de la realidad. Los niños van a clases, hacen deportes, juegan, etc. Pero hay algo que no va bien. Algunos de los guardianes o cuidadores parecen tenerles miedo, pues estos niños tan dulces no son lo que parecen. Son, por así decirlo, animales en el matadero.

Kathy, Ruth y Tommy en la versión cinematográfica

Estos pobres niños son clones de gente cualquiera, y son criados en la cautividad de Hailsham mientras los cuidadores esperan a que crezcan y sus órganos maduren... y entonces estarán listos para donar. Y si alguno está pensando en la peli "La Isla" de Michael Bay, ¡NO! Esto es un rollo totalmente distinto. Never Let Me Go se centra en el drama de los muchachos al saber para qué han sido creados; e inclusive, en el drama de algunos cuidadores que, o bien tienen miedo de los muchachos, o los compadecen sin poder hacer nada.

Así pues, los niños crecen sabiendo que a los veinte o veinte y pocos años van a empezar a donar órganos y que, probablemente antes de los 25 ya hayan completado, como lo llaman ellos. Vamos, que la palman. Y lo realmente aterrador no es esta idea de criar humanos como ganado, sino el hecho de que estos mismos humanos acepten su futuro con total tranquilidad. Lo asumen pues los han preparado para ello durante toda su vida...

Con esto seguro que es suficiente para llamar vuestra atención, así que el resto espero que sea sorpresa si decidís leer el libro. Eso sí, como consejo: no veais ningún trailer o avance de la peli pues hay varios que destripan totalmente la novela...

Y os aviso, tanto por la trama como por el amplio contenido sexual extravagante que puede contener, "Never Let Me Go" no es en absoluto recomendable si lo que quieres es simplemente sentarte a pasar un ratito relajado leyendo, que a veces es lo que francamente necesitamos...

¡Nos vemos en el próximo artículo!

miércoles, 1 de febrero de 2012

Enter The Matrix


¿Qué se puede decir de Matrix que no se haya dicho ya? Andy Wachowski y Larry Wachowski sorpendieron al mundo en 1999. La película fue considerada de lo mejorcito en ciencia-ficción del momento, pues los críticos decían que el género estaba en crisis... Yo no lo veo tan así pues Stargate, Pitch Black, X-Men, Desafío total, ExistenZ, El Quinto Elemento, Nivel 13, Días Extraños, Parque Jurásico, Terminator 2, Gattaca, Ghost In The Shell, Dark City o Evangelion lo petaban en ese momento. El caso es que La película de los Wachowski Bros ganó cuatro pedazo de Oscars y se convirtió, rápidamente, en una película de culto y en el máximo exponente del cyberpunk. Ojalá se hubiera quedado todo en un film, pero no... Como toda gallina de los huevos de oro, se quiso exprimir la naranja al máximo. Los hermanos Wachowski aseuraban que su guión era una trilogía, y no sólo eso, prometían que iba a ser "La Trilogía" de ciencia-ficción. Vaya broma. Alien ya lo intentó cagándola estrepitosamente. ¿En serio lo iban a conseguir estos dos? Permitidme que me ría de lo pretenciosa que es la idea. Sólo hay una trilogía, y ya no de la ciencia ficción, si no de todo el cine en general. Se llama La guerra de las galaxias.


The Matrix, a primera vista puede ser complicada de entender, puesto que la trama acelera a un ritmo vertiginoso con tantas secuencias de acción coreografiada magistralmente intercaladas con bastante diálogo religioso y filosófico. Neo es un hacker que se topa con unos fugitivos de la ley, liderados por Morfeo, que asegura que todos estamos durmiendo en Matrix, una red cibernética diseñada por las máquinas para vivir como parásitos de los humanos, clonándolos en granjas y nutriéndose de su ser. La trama gana enteros gracias a una carga bastante grande de filosofía y religión, de hecho si nos fijamos, Morfeo parece un cura y Neo un monaguillo que después resulta ser el hijo de dios (El elegido), o Moisés, que guía al pueblo a la liberación de la tiranía de las máquinas que usan al hombre como ganado para alimentarse de su energía bioeléctrica...



Insinuar que la idea de The Matrix es original, es mentir como un bellaco. Lo digo así de claro. Sí que es cierto que la puesta en escena es impresionante, te atrapa desde el principio. Vale, pero las chupas de cuero góticas, la ausencia del sol y ese ambiente grisáceo que acompañan a un futuro oscuro, triste, apagado, falto de vida y emociones ya nos lo mostró tal cual Dark City (Alex Proyas, 1998).
Ese rollito platoniano de que el hombre está cegado por el mundo sensible a causa de internet... digo Matrix me suena. Es decir que tanto avance tecnológico nos impide abrir los ojos y acceder al mundo real, el de las ideas. A mi me recuerda a Ghost in the shell (Mamoru Oshii,1995). Los directores reconocieron que tuvieron influencias de 1984 y Alicia en el país de las maravillas, también dijeron que adoptaron el estilo del film de Mamoru Oshii... Pero es que no es adoptar... es copiar:



La lluvia digital de letras y números aleatorios de color verde que muestra el código de la matriz al principio de la película es un robo descarado de la citada en la línea anterior. Y no sólo eso, el momento en el que Trinity, casi al principio, escapa de los agentes de policía es un calco de la Major Kusanagi (Protagonista de Ghost in the shell) persiguiendo a un terrorista hacker. La famosa, y por otra parte magistral, escena del tiroteo en las columnas de Neo y Trinity es un robo descarado de una secuencia entre Kusanagi y un Robot centinela.
Para más inri cuando los coleguitas de Morpheo se conectan a Matrix con unos cables en el cuello tambien se está plagiando a Ghost in the shell.... pues así es como se conectan los androides de dicho anime a la red.
Joder, es que ni el Tiempo-Bala lo han inventado. Jumanji (Joe Johnson, 1995) usó esta técnica mucho antes y no se le dio tanto bombo.


Aun así, la película es de visionado obligatorio por todo cinéfilo, fan de la acción o freaky del Sci-Fi. Matrix es una historia interesante, unos personajes atrayentes y unas escenas de acción coreografiadas a la perfección con unos efectos especiales increíbles. Es muy buena, no así sus continuaciones. Ya sea en modo de videojuego, comic o película, todas ellas deleznables.


Matrix Reloaded (2003), la segunda parte de la saga, es un completo despropósito. La continuación de la historia no es correcta, las máquinas quieren destruir la ciudad de los últimos humanos supervivientes y Neo y sus colegas curas de cuero quieren evitarlo. Lo que debió ser fácil de filmar resultó ser un problema. No existe resolución del conflicto. Se tiene que esperar a la tercera parte para acabar lo contado en esta. Un robo. No aporta nada, absolutamente nada. Todo sobra, demasiados efectos especiales por ordenador que hacen que la película sea fría, sin sentimientos, no como la anterior que era frenética y con la acción necesaria, que ahí ya era mucha, aquí tantas piñas y leches aburren y ni si quiera esclarecen las dudas que podría haberte dejado la idea original. Joder, es que encima dura la hostia, se hace aburrida. Una hora y media, como mucho dos, son suficientes para contar el final de Matrix. Me atrevería a decir incluso que ojalá hubiese sido sólo una película. ¿Moraleja? Más, no siempre es mejor.


Peor no se podía hacer, pensé yo antes de ver Matrix Revolutions (2003). Que equivocado estaba. La primera hora de la película es absurda, sobra. No significa nada, único el escote de la Belluci, estupendo, eso si. La otra hora es una película totalmente diferente. La batalla a lo Transformers en Zion (La ciudad de los rebeldes del imperio... digo supervivientes humanos) contra las máquinas, aunque está lleno de tópicos, es impresionante y está dirigida con unos efectos especiales de putísima madre. El final, aunque es aburrido tiene unos efectos de infarto, así debería haber sido Dragon Ball Evolution, en serio. La lluvia, las ondas expansivas, el suelo roto, todo cristo volando y pegando hostias, increíble. Todo un disparate. Absurdo. ¿Que es lo que hay de original y innovador en esta saga? Que alguien me lo explique.