miércoles, 28 de marzo de 2012

Dead Space (II)


Hace un par de día hablamos sobre la precuela anime de Dead Space. Así que hoy toca hablar un poco del videojuego en cuestión. Cómo bien dije en el artículo anterior, el Survival Horror es un subgénero de terror que está desapareciendo para dar lugar a un Action Horror que no a todos agrada. Los complicados puzzles dónde teníamos que estrujarnos el coco hasta la estenuación ya no existen. Juegos en los que los números enemigos que nos atacaban nos obligaban a reservar munición e intentar huír de situaciones conflictivas tampoco quedan. En resumen ahora todo es pegar tiros por que sí, a veces incluso forzando situaciones. O eso creen los gamers más puristas. Yo simplemente creo que el mercado ha cambiado y ahora los compradores buscan otras cosas diferentes. Ya se sabe, nunca llueve a gusto de todos. En cierto modo, si que hecho de menos juegos como amnesia, penumbra, alone in the dark, etc... Pero ahora también están llegando buenos juegos que jugones veteranos menosprecian por que son pura acción pero no por ellos fáciles y sin sustos: Metro 2033, Bioshock, FEAR, Left 4 Dead, Dead Island, etc....


Sagas como Resdent Evil son duramente criticadas por su cambio de puro survival a pura adrenalina en tercera persona.



El juego que hoy nos ocupa es un alternativa en el mercado. Vale, es lo de siempre, uno de tiros más. Si. Pero tiene ese encanto que te recuerda a los juegos de los noventa. Una mezcla entre ciencia-ficción y terror que combina elementos de películas como Alien, La cosa, Leviathan, The Abyss, Horizonte final, Sunshine, SUpernova, etc... con elementos de videojuegos clásicos como Doom, Half-Life, Quake, Resident Evil, Cold-Fear, etc... Vayamos con la trama:



Isaac Clarke (Hace honor a dos importantes escritor de ciencia ficción, Isaac Asimov y Arthur C.Clark), Kendra y Zach y dos cabos se dirigen en un transbordador al ISG Ishimura a restablecer el sistema de comunicaciones que sospechosamente ha dejado de funcionar. No se sabe nada de los 1.000 tripulantes de la nave y la colonia que llevan arrastras en un cacho del planeta AEGIS VII. Cuándo aterricen allí desearán no haber nacido. Y ahí es donde apareces tu, manejando a Clarke por la nave para sobrevivir a una invasión alienígena espeluznante y resolver un enigma que tiene como protagonista a un artefacto "divino" llamado La Efigie.


Isaac es un simple Ingeniero, así que olvidaos del típico superhombre que es un jefe con las armas y está supermúsculoso. No es un soldado y, en todo momento, el personaje da sensación de debilidad con innumerables quejidos y sonidos que molestarán a más de uno. De hecho, en el juego las armas no son armas, si no utensilios de minería que usaremos como tales. Y la munición, más bien escasita, así que ahorrad balas si no queréis llegaros algún que otro disgusto.



La originalidad del juego reside en este sistema de combate bastante arduo y desesperante. Los enemigos no son normales. Tendremos que acabar con ellos cercenándolos. Pues en el cuerpo son inmunes. Terminaremos con ellos cortando sus extremidades con lo que podamos, hasta que comprobemos que dejan de moverse y ya no son una amenaza. Y puedo aseguraros que no es tarea fácil.


Otro punto sobresaliente del juego es la atmósfera y tensión conseguida gracias a una magnífica pero agobiante banda sonora, un doblaje perfecto, unos excelentes grafismos para tratarse de un juego del 2008 y un uso del sonido digno de Oscars. Dead Space es pasillero y lineal, y deja poco camino a la exploración, pero su espeluznante puesta en escena os dejará boquiabiertos. Los corredores del Ishimura son muy claustrofóbicos, detrás de cada puerta, de cada esquina o conducto de ventilación siempre noes espera un "agradable" sorpresa. Además juegan con las luces y sombras de una forma increíble. El yuyu está siempre presente.

Recordad, para ver, hay que creer. Sobretodo aquí, por que encima Isaac tiene alguna que otra alucinación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario