miércoles, 20 de junio de 2012

Berserk, un clásico.


Berserk es un explícito Manga de Kentaro Miura publicado por primera vez en 1988. Aún a día de hoy se publican nuevos tomos. En 1997 El propio Miura lo adaptó a Anime. En principio que el mismo autor sea el que dirige la serie, película o ova es bueno, pues nadie conoce el material mejor que el mismo. Sin embargo, al igual que pasa con los libros, el escritor (Y dibujante en este caso) no tiene por que saber de cine o televisión y equivocarse. Y es que no es lo mismo, ser escritor que guionista, ni ser dibujante que fotógrafo, ni ser actor que director. Cada uno sabe de lo suyo y muy pocos saben hacerlo todo a la vez. Es normal, y se antoja lógico.

Ojala se pudiera decir que Miura retrató a la perfección su Manga en Televisión. No he leído el manga, así que no puedo opinar mucho pero me arriesgo a decir que fracasó estrepitosamente. Tanto es así que el 4 de Febrero de este mismo año, 2012, Toshiyuki Kubooka estrenó en cines, si en cines, Berserk Edad de Oro Arco I: Huevo del Gobernante Supremo.



Es más, la segunda parte, Berserk Edad de Oro Arco II: La batalla de Doldrey, se rumorea que se estrenará en Junio. En España, como siempre, a saber cuando llegará, si llega.



Como se puede observar el remake esta realizado con tecnología CGI. La animación 3d puede disgustar bastante por que enfría el ambiente. Sobretodo para los que vieron el anime anterior, con dibujo tradicional (Dónde este el dibujo artesanal de Miyazaki, que se quite todo lo demás). Da la sensación de estar viendo al cinemática de un videojuego (En Japón disfrutaron de dos videojuegos de Berserk para PSX y PS2) en vez de una película de animación. Todavía no la he visto así que no procederé a comentar más, acerca de ello.

Las series niponas, antes, solían ser dibujos muy poco realistas y horteras que tenían unos ojos enormes (En los que supuestamente se hallaba la expresión)mientras que las series occidentales, sobretodo las americanas, contenían personajes mas alargados y humanos con unos ojos mas normales y parecidos a los reales. Tambien existía otra diferencia, los japoneses aseguraban que sus series se absaban más en el guión que en la animación (Recordemos esos largos capítulos de Dragon Ball Z en los que hablaban y hablaban y nada de moverse... terrible.) Y los americanos insistían en que el verdadero mérito era el dibujo y la animación, descuidando así el guión (Dónde este la pasta y los efectos especiales, están los malos guionistas. Que se lo pregunten a Michael Bay.)
Hoy en día, cada vez más unos se copian a otros y si no fuera por que lo dicen los productores ni se sabría de dónde son las cosas y quién las hizo primero.


Volviendo al tema. Berserk para TV son 26 capítulos de menos de 30 minutos de duración fáciles de asimilar y seguir. Es una serie muy violenta, pero sin llegar a los niveles del Manga (Algunos lo agradecerán) que narra las aventuras de Gatsu y Griffith y la Banda del Halcón en un mundo ficticio basado, libremente, en la Edad Media Europea. El dibujo es parecido al occidental, alargado y con ojos normales, pero sin excesivo detalle ni colores vivos y atractivos, mas bien sosos y aburridos. Pero las técnicas de animación son las propias de la época en un anime. Es decir, que casi no se mueven, o no se mueven directamente. Así pues el dibujo no es su fuerte. Lo cual lastra continuamente al serie, ya que hay bastantes batallas y combates de espadas que si se hubieran hecho como Dios manda hubieran sido una auténtica gozada. La animación no es su punto fuerte, siendo así el guión lo que se lleve todos los pros. La trama es muy interesante y adictiva, llena de momentos emocionantes y de acción a raudales. Los diálogos no son mas fluidos que los de otras series del estilo, lo cual es de agradecer pues facilita la pronta inmersión con los personajes de la historia. Los capítulos se suceden con una buena distribución de los hechos de tal forma que el espectador se engancha, rápidamente y desea saber que le sucederá a todos los protagonistas, e incluso secundarios, que están excelentemente integrados con  subhistorietas de por medio de la acción principal. Pero, siempre hay un pero. El guión demuestra también, lo poco que saben los nipones de la cultura europea y de la Edad Media. la emulan de una forma estúpida a veces con ciertas licencias. Un ejemplo de ello es que retratan a los soldados cual caballeros sagrados como si los cruzados y abanderados fuesen samurais ágiles con espadas de 5 metros y un código de honor digno de un Paladín del Warcraft y no de un simple soldado que violaba mujeres, mataba hombres y niños y saqueaba ciudades por unas cuantas monedas de oro.


Lo cierto es que el Anime poseía todas las papeletas para convertirse en una obra maestra de la animación como lo es Ran en el cine. Por desgracia queda claro que Miura no es Akira Kurosawa.

El primer episodio nos pone en situación y debería atrapar al espectador, pero en lugar de eso, aquí lo ahuyenta, como si lograr llegar al siguiente fuera un premio y entonces empezará la serie de verdad. Es el peor de todos, malo con rabia. Se presenta a Gatsu, un hombre fuerte, huraño sin un ojo (Cual Odín) y unas heridas y marcas en su cuerpo que hacen que uno se pregunte que le ha sucedido al protagonista. Encima unos espíritus lo persiguen y atormentan, insinuándole que su cuerpo no le pertenece a el, si no al infierno. Lo torturan y asedian con alucinaciones constantemente. Suena bien. Eso son los primeros minutos. Lo desagradable viene después, y no es la excesiva violencia (A veces gratuita). Un "opening" cutrísimo, digno de Pokemón. La banda sonora, para consuelo de todos, mejora después. El doblaje al español es penoso, de los peores para televisión. Parece que contrataron a un par de transeúntes cualquiera de las calles de Madrid y los pusieran a leer unas frases en un papel. Lo que sucede en el parece absurdo y no tiene explicación debido a que el fin del mismo es el inicio de la serie y el inicio de la serie es el final de ella. Complicado, y extraño de entender. Los últimso minutos del capítulo son un enorme flashback que durara 25 capítulos más. (Zas! En toda la boca.)


En resumen: La serie está inconclusa. Sólo cuenta una parte de la vida del protagonista. Una patada en los testículos propinada por el autor del manga. En caso de querer saber como continúa la historia se ha de comprar decenas de cómics que a saber si están editados al español si quiera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario