jueves, 12 de julio de 2012

Watchmen



Hace ya tiempo que no me paso por aquí, así que para compensar un poco hoy voy a hablar del último cómic que me leí: Watchmen. Probablemente lo conozcáis o al menos os suene el nombre gracias a la película que se estrenó hace 3 años y que, para ser una adaptación made in Hollywood, es bastante fiel al original. Pero vamos por partes.
El cómic se desarrolla en 1985, en una Tierra un tanto distinta de aquella que hemos conocido. Ciertos acontecimientos históricos no han tenido lugar, o han tenido un desenlace diferente al que se dio en nuestro mundo. La historia gira en torno a un grupo de superhéroes que están bastante lejos de aquellos que Marvel o DC nos han dado a conocer.
La historia da comienzo con el asesinato de uno de estos superhéroes, El Comediante, un hombre con una fama que le precede, y que ha dejado huella entre todos y cada uno de los demás personajes de la historia. Tras su muerte, Rorschach, un superhéroe que está considerado como un verdadero psicópata, comenzará una investigación que mostrará una trama más grande de lo que esperaba.

La calidad del dibujo no es que sea una joya, pero cumple su función muy bien

No voy a decir mucho más pues prefiero ahorrar spoilers. Hasta ahora todo lo que he dicho suena a típico cómic de superhéroes, pero a medida que se avanza en la lectura de cada uno de los doce números, vamos descubriendo que es todo lo contrario, y que detrás de los tópicos (o no tan tópicos) personajes hay algo mucho más grande no visto en cómics de este tipo hasta ese momento.
Lo cierto es que viendo el plantel de personajes, ya nos damos cuenta de que esto no va a ser un cómic de superhéroes más. Rorschach es un psicópata. El Dr. Manhatan es el único que tiene verdaderos superpoderes, y estos están haciendo que cada vez se aleje más de la humanidad, importándole más un conjunto de átomos que esta. El Comediante (que aparece a base de flashbacks a lo largo de todo el cómic) colabora con el gobierno, y considera que absolutamente todo es una broma. Espectro de seda odia su pasado como superheroína, lo cierto es que nunca quiso serlo, sólo se convirtió en una para agradar a su madre. Buho Nocturno, por su parte, es una suerte de Batman retirado. En cuanto a Ozymandias, el hombre más inteligente de la Tierra, dejó de ser superhéroe hace tiempo, y ha conseguido una fortuna a base de vender merchandaising sobre sí mismo.
Como podéis ver, no son para nada los superhéroes típicos. Lo cierto es que ahora me encuentro en un punto en que os quiero contar más, pero no puedo porque os spoilearía el cómic. Sólo puedo decir que si os gusta el noveno arte, es una obra imprescindible. Es tal la cantidad de referencias, de pequeños detalles, de juegos visuales, de todo eso y muchas otras cosas, que no os daréis cuenta en la primera lectura, y sólo cuando leáis las notas del autor, y consultéis en la Wikipedia (cosa que os recomiendo hacer para descubrir aquello que se os ha ido escapando durante la lectura) os daréis cuenta de que todo eso estaba ahí. Y lo volveréis a leer.
Si hay que ponerle un pero, sin duda es uso del morbo a veces un poco descolocado que se hace en la obra. Un recurso para hacer la historia más adulta, pero que como todo recurso puede fallar y en ciertos momentos falla. 


Iba a poner el trailer de la peli, pero está lleno de spoilers. En su lugar pongo esto.
Los diseños mejoran, pero las largas de Espectro de Seda sobran.

Como ya dije, el cómic tiene una adaptación cinematográfica. Está bastante bien dentro de lo que podría haber sido, sobre todo en cuanto a imagen, donde destaca sobre todas las cosas. Pero como toda adaptación Made in Hollywood, tiene sus cambios. Cosas que no aparecen, escenas más sangrientas que en el cómic y EL FINAL CAMBIADO PORQUE SÍ. Con un par. Hollywood dándolo todo. Pero bueno, es visible y recomendable también. Aunque es mejor verla después de leer el cómic.
También existe una precuela, Before Watchen, que todavía está en publicación. No la he leído, así que no puedo decir nada al respecto de la calidad de su historia, o de si está a la altura del original, pero desde luego el dibujo mejora bastante. BW contará la historia de cada uno de los seis superhéroes  protagonistas de Watchmen antes de los acontecimientos que se nos narran en el cómic, y está dividida en siete partes. Una para cada personaje y un epílogo. Con suerte, DC no le habrá metido ese olor de cómic industrial y será una obra bastante aceptable que no se cargue la coherencia del original. Pero bueno, siendo DC, todo es posible. 
Esto no, por favor.

3 comentarios:

  1. A Mi la pelicula, me aprecio de lo mas convencional, pero entretenida. El cómic me gusto mucho al rpincipio salvo el final. QUe me dio la sensación de que se quedaron sin ideas, que no sabían como terminarlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La película tiene calidad sobre todo en el aspecto de la imagen, ya que a mi por lo menos me pareció como ver un cómic en movimiento.
      En cuanto al final del cómic, pienso que lo hicieron para que pareciese más "cómiquero", para que tuviese más parecido con un producto de DC.

      Eliminar